Los cinco porqués de la medición de impacto social

Medir: comparar una  cantidad con su respectiva unidad, con el fin de averiguar cuántas veces la segunda está contenida en la primera (RAE). El impacto social se puede medir en múltiples unidades: horas, personas, hectáreas… y también en euros. Tomemos esta medida a modo ejemplo.

porque-medicino-impacto-social-org

¿Por qué medimos el impacto social? Porque queremos saber cuántos euros de valor social (o beneficio para la sociedad) genero con cada euro que invierto en mi empresa u organización.

¿Y por qué quiero tener ese dato?  Porque si no lo tengo, habrá toda una información de gran valor para mí, como dueño o gerente de esa empresa,  que estaré obviando.

¿Y por qué tiene tanto valor conocer ese dato? Porque las empresas y las organizaciones son entidades que se desarrollan en un determinado contexto, físico o virtual, territorial o político, local o global, pero desde luego, social. En la medida en que conozca los impactos que la actividad de mi empresa deja en esa sociedad, estaré obteniendo información que me puede ser de gran utilidad.

¿Y por qué me resulta tan útil? Porque la puedo utilizar para vender más (al conocer el impacto de mi producto en el cliente), para comunicar mejor (al saber qué estoy cambiando en mi empresa y en los demás con mi actividad), para obtener financiación (al poder dar números concretos de los beneficios que genero), para reducir costes (al dejar de invertir en productos o servicios que no están generando ningún impacto positivo…).

¿Y por qué necesito medir el impacto para obtener esa información? Porque una balanza de pérdidas y ganancias tradicional no me aporta esa información: sabré los resultados de mis acciones, pero no el impacto que generan. Un ejemplo: si mi empresa vende libros, estaré ganando dinero. Pero si además mis libros consiguen que los niños aprendan a leer, o adquieran hábito de lectura, estaré haciendo que muchas familias, y la sociedad en general, mejore, lo que se puede cuantificar en euros ganados (a veces generados, a veces ahorrados, etc): en relación al índice de fracaso escolar, en relación al índice de conclusión de estudios superiores, en relación a la comprensión lectora, en relación a la mejora de la salud y el bienestar, a la reducción del estrés, etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies